Nuestra Galería

Contacto

El proyecto se desarrolla a través de la idea de un mostrador central que genera un recorrido circular alrededor del mismo, direccionando a los clientes en un flujo más organizado y que aprovecha mejor el espacio.

La forma rectangular del mostrador genera en la parte superior un perímetro expositivo continuo de vitrinas, coronadas en las esquinas con torres de cristal.

Dentro de la joyería, en la parte trasera existe un “corner” de Pandora, es decir, se ha creado una zona y ambiente de venta alternativo dentro del propio local, con una filosofía diferente tanto de exposición del producto como de contacto con el cliente. Pandora ha optado por mostradores diseminados alrededor del área, que se encuentran envueltos por tres de sus cuatro caras con una imagen corporativa muy definida como es la de su marca

La parte inferior se configura con un zócalo de madera que además permite aumentar considerablemente la capacidad de almacenaje del local.

El conjunto provoca que la atención y contacto con el cliente se produzca de una manera adecuada, con el producto como protagonista entre las partes.